Calafate, de fruto ancestral de la Patagonia a un superalimento

·         Te, infusiones, mate, cápsulas y syrup de calafate, son algunos de los productos que ofrece la empresa regional koonexChile.cl

 

Jóvenes emprendedores magallánicos, con el apoyo de Corfo, crearon un emprendimiento basado en la liofilización de frutos nativos característicos de la región. Fue así como lograron crear algunos productos estrellas; como el Syrup de calafate y las cápsulas anti- oxidantes de alto valor nutricional derivadas del calafate.

 

Hoy, el Calafate, fruto nativo de la Patagonia, es considerado un superalimento debido a la mayor fuente de antioxidante del planeta, protegiendo al organismo del envejecimiento celular. Es alto en vitamina C y E, tiene propiedades anti-fúngicas, anti-bacterianas, anti-inflamatorias, por lo que su consumo regular tiene efectos beneficiosos sobre la salud, siendo altamente recomendable para combatir diversas enfermedades cardiovasculares, diabetes, ayuda al tránsito lento y refuerza el sistema inmune.

 

Este fruto, pasó de ser el protagonista de tradicionales recetas dulces, características de la Patagonia, a transformarse en un superberries por sus propiedades nutricionales, las cuales se conservan mediante la liofilización, un proceso de deshidratación con frío que evita la pérdida de bondades que causaría cualquier otro tipo de deshidratación.

 

“Koonek”, significa calafate florecido. Además de tener un gran valor alimenticio y medicinal, el calafate tiene un gran valor cultural para la comunidad Tehuelche. Cuenta la leyenda sobre una anciana, llamada Koonex que se sacrifica por el bien de la comunidad, reencarnándose en plantas de calafate florecido (Koonek) con el fin de que su pueblo y animales, no deban trasladarse en busca de alimentos.

 

Nace Koonex

 

Hace unos años atrás, 4 amigos de infancia decidieron emprender y formaron una empresa.  Sólo tenían claridad que debía ser un proyecto vinculado a productos endémicos de la región de Magallanes y con un giro social. En sus inicios tuvieron diversas dificultades, principalmente por desconocimiento del negocio, hasta que fueron beneficiarios del programa Semilla Corfo y crearon KoonexChile.cl, empresa dedicada a la elaboración de productos alimenticios en base a materias primas regionales con un alto valor nutricional.

 

“Al ser beneficiados con el programa Corfo, nos dio el impulso para partir con nuestro emprendimiento de liofilización de frutos endémicos de Magallanes. Trajimos una máquina para liofilizar de EEUU y comenzamos de inmediato con el calafate, abriéndonos a un mundo de posibilidades. Comenzamos con el calafate en polvo, luego el syrup, las cápsulas de calafate, mermeladas, infusiones, etc. Abarcando, tanto el mercado de alimentos, como el de salud”, indicó Carlo Gorziglia, socio fundador, de Koonex.     

 

            ¡El syrup de calafate la rompe!

 

Actualmente a través de koonexChile.cl, elaboran y comercializan productos ricos en nutrientes esenciales, como las cápsulas de calafate en polvo liofilizado, las que conservan el 97% de las propiedades, infusiones y té de calafate; mermeladas y su producto estrella; el syrup de calafate, que es un jarabe dulce de color morado y aroma intenso que se produce del concentrado de jugo de calafate y es 100% natural.

 

“Definitivamente, el producto que la rompe, es el syrup de calafate. Lo estamos vendiendo a través del canal Horeca y recientemente por medio de una alianza con la distribuidora regional Oviedo, quienes tienen la representación de la marca, lo que nos permite aumentar la cartera de clientes y llegar a un mayor número de hoteles y restaurantes con nuestro producto”, señaló Andrés Bernal, socio fundador de koonex. 

 

            Recolección sustentable

 

La producción de calafate, genera también un aporte al desarrollo local por la formación de una red de recolectores, realizando un trabajo colaborativo. “Nosotros llevamos 3 temporadas de recolección participativa con cerca de 20 familias de la región de Magallanes, quienes realizan una recolección anual, sin corte de ramas ni actividades madereras. La mayor parte del calafate que recolectamos se hace bajo la norma de Certificación de Agricultura Orgánica (Ley 20.089/2006)”, indicó Andrés Bernal.

 

TAGS:

Compartir:

Post Relacionados